EL PODER DE MIS PALABRAS

24 10 2006

Hay una cosa en mi corazón porque voy a oír la palabra de Dios.

Dispongamos nuestra Biblia en Santiago 3:5 en donde habla acerca de un instrumento muy especial que tenemos todos, no hay ninguna persona que no se sienta aludida puesto que del instrumento que Dios nos va a hablar todos lo tenemos y es muy importante que entienda el mensaje que Dios tiene para usted.
Así como una higuera no puede dar aceitunas tampoco puede dar agua dulce un manantial de agua salada.
Hace algunos días estuve en un retiro y una persona daba su testimonio, el cual me encantó y es de una familia que gracias a Dios después de un proceso muy difícil en sus vidas, bendecida en todo, pero esta hermana contaba en su testimonio que era muy orgullosa, era una persona autosuficiente pero no era lo más importante y dañino, era su boca, era muy mal hablada en la manera que trataba a la gente y a sus hijos y a uno es especial pues vivía humillándolo, era muy mal hablada.

Un día salió de viaje a México D.F. y por la mañana le dijo a su hijo: “Hoy es el último día que te doy de comer”. Al día siguiente le dan la noticia que su hijo había tenido un accidente y cuando regresa encuentra a su hijo en un ataúd y a su hija diciéndole: todos hemos estado muertos y usted no se ha dado cuenta, comprendió adonde había llevado a su familia por su lengua y que esas palabras que había dicho se habían vuelto realidad, fueron sus resultados: Es el último día que te doy de comer, lo que le sucedió a su hijo llevó a esa familia a un cambio, hoy en día toda su familia está entregada al Señor, tienen una bendición económica grande, ella es una mujer de negocios, está muy bendecida, pero sobre todo ha comprendido lo importante que es tener cuidado con lo que decimos, muchas personas cuando nos enojamos no sabemos manejar nuestra lengua, no podemos medir nuestras palabras y lo que pueden causar las mismas.
Para descifrar esos viejos conceptos que la Palabra nos lleva ha sido corroborar por los médicos que la lengua es el centro nervioso del habla y la Palabra de Dios lo marca en Proverbios. Santiago nos dice en el verso 5 que la lengua tiene el poder de hacer grandes cosas que nos construyen como también nos destruyen, puede hacer verdaderos desastres en una persona, lo dice textualmente Santiago en el verso 8 la lengua nadie la puede controla, un humano no se puede controlar, tiene la mala costumbre de maldecir todo, las mujeres que se levantan insultando a sus hijos, los hombres diciendo ¡qué frío hay!, o también en Guatemala no se puede hacer nada, los que hablan mal de un Presidente o una sociedad han maldecido a Guatemala, los que estamos acá hablamos el lenguaje de la fe pues en Cristo somos más que vencedores, somos más que mayoría.
Es importante entender el poder la lengua, no se puede construir o destruir, los padres deben comprender el poder que hay para bendecir o maldecir a sus hijos.
Si alguno se cree religioso pero no sabe poner freno a su lengua se engaña a sí mismo, Dios lo que quiere ver en nosotros es que estamos cambiando nuestro lenguaje pues esto va a hacer diferencia en una sociedad.
Yo preguntaría si una persona que hace la diferencia en la sociedad donde se mueve: en el trabajo, en la oficina, en la casa, se supone que estamos siendo transformados, estamos hablando el lenguaje celestial y es lo que va a marca la diferencia como convertido.
El que no sabe controla su lengua es un religioso vano, la lengua contamina todo el cuerpo, el que habla enfermedad se contamina de enfermedad, el que habla pobreza contamina su cuerpo de pobreza, el que habla de fracaso es un fracasado, el que dice en mi casa las cosas no funcionan, todo ha nacido en su propia boca, uno es lo que habla, uno consigue todo lo que habla. Nosotros somos ciudadanos de los reinos de los cielos, saben que una ciudad habla un lenguaje del reino de los cielos. Las personas me han peguntado si soy colombiano y lo suponen por mi manera de hablar, la gente sabe lo que somos conforme a lo que hablamos, yo creo que algún día tendremos que da ese testimonio en la empresa donde trabajamos, o en la calle, tú no hablas como los demás, no te quejas como los demás, ¿cuántos creen que Guatemala es un país de bendición? La bendición depende de uno solo, del Señor, hemos sido llamados a decir palabras que dan vida.
Quiero que revisemos Génesis 12:2, esta palabra es el llamado de tu vida, un día el Señor dijo a Abram deja tu tierra, verso 2 voy a formar una gran nación.
Digan todos Soy un bendecido y serás una gran bendición para otros. En el mundo no se maneja este esquema, la gente vive maldición equivocadamente, cae en un error grande, yo creí que la droga me iba a dar la felicidad completa no me daba cuenta que estaba maldiciendo a la persona que se la daba.
Dios nos ha llevado a ser bendición, creo que esa es la formación que debemos cumplir, lógicamente primero voy a bendecir y cuando llega la bendición que entra en la rueda de la vida, el seguro de la bendición, si quieres entrar en el seguro de la bendición y lo hacemos es una cosa hermosa, cuando alguien comprende que es un seguro de bendición, yo creo pertenecer a ese seguro, creo que también existen personas que están metidas en el círculo de la maldición. Cuando las cosas van mal yo declaro que todo seguro de maldición se rompe en mi vida y doy un paso para entrar al seguro de la bendición. ¿Cómo se entra en un círculo de bendición? Cuando nos entregamos a Dios, El nos bendice, la promesa del Señor es bendecidnos, nunca ha prometido maldecir a nadie, hay un Dios que bendice, en Jeremías 29 puedes encontrar cuales son los planes para tu vida, son de bendición para que tengas un futuro lleno de esperanza. Las personas creen que el tener un carro, una novia, una casa es la bendición, las personas creen que la bendición son cosas, Dios nos bendice desde la creación, Dios nos ha capacitado, el pecado nos robó mucho de esa capacidad, pero Jesús con su sangre murió en la cruz y pasamos a ser los bendecidos del Señor, entonces en Cristo pasamos de maldición a bendición, pero es necesario que entremos en la rueda de la bendición, ¿han visto la rueda de Chicago que da vueltas y vueltas y se repite y se repite?
Está todo preparado para entrar a la rueda de bendición; primero me declaro bendecido del Señor, tengo algo para dar no pensando recibir antes.
Génesis capítulo 12 donde el Señor le dice a Abram que debe dejar su tierra, sus parientes y la casa de su padre y esto implica que tenemos que dejar nosotros las costumbres de ayer, las viejas costumbres, Dios le dice a Abram deja de vivir con ellos, ve al lugar que Dios quiere que vayas, después dice vete a la tierra que te voy a mostrar, la tierra es la tierra de bendición, hay una tierra en la que Dios bendice a esa persona ¿quién la trajo? Jesús, ¿quién la mostró? Jesús.
El acto seguido es multiplicar y después dice los voy a bendecir, si algunos no han visto esa bendición, la van a ver muy pronto. Si ya estamos listos para entrar en la rueda, oiga esto porque es fantástico: ¿cómo funciona el reino? Ya cuando la persona se declara bendecida, la bendición no son cosas, es un estado, es una capacidad, usted tiene capacidad, tiene en sus labios el poder de bendecir, usted debe tener el temple y carácter para salir de esa sociedad de maldición con los amigos que todo lo mal dicen, nunca verá a esas personas prosperar en nada, la religión que salva es la que me transforma, donde hay un cambio que empieza a manifestarse a través de la bendición que sale de mí, la Palabra de Dios dice que nosotros somos llamados para bendiciones. ¿Está dispuesto a convertirse en un eje de bendición para los demás?
Lo primero que se marca en mi vida espiritual, Dios todavía sigue haciendo cambios, lo primero es el cambio de mi lenguaje, lo que Dios estaba cambiando en mi vida era mi lenguaje, pero también se empezó a notar que la bendición en los demás es a través de mi lenguaje. En la cárcel el Señor renovó mis pensamientos, Dios quiere renovar los tuyos, darte fuerzas de águila, siempre pensemos en prosperidad, Dios no quiere que vivamos como un gusano que se arrastra. Dios empezó a renovar mi lenguaje pues comencé a hablar con palabras creativas y a declararme libre antes de salir, no tiene nada de malo que yo hablara de libertad sin salir de ese lugar, ¿qué tiene de malo que usted esta noche se llame sano sin ser sano, o prosperado sin serlo aún? ¿Qué tiene de malo que diga que su hijo ha regresado a su casa y no lo ha hecho? En la cárcel yo me declaraba libre y los demás decían loco degenerado, si usted habla tanto de libertad la adquiere, de todo lo que usted hable lo conseguirá, en su boca hay un poder creativo, Dios puso el poder crear vida o muerte.
Una persona me sorprendió cuando yo hablaba un lenguaje tóxico, un anciano me dijo ¿quién es usted para hablar mal de lo que Dios ha creado? Pues está hablando mal de lo creado cuando dice “yo fracasé”, usted le dice a Dios hiciste un fracaso. No tienes ningún derecho a maldecir la obra de Dios. ¿Qué estás hablando tú?
Juan 1:14, Hemos visto la gloria. Hay una palabra que está encarnada en nosotros. Ahora Dios quiere encarnar en ti la Palabra. En Lucas 1:31 vamos a ver lo que sucedió en el vientre de la Virgen; la bendición comienza en mi interior, vamos a ver lo que sucedió en el interior de ella. “Ahora vas a quedar encinta: tendrá un hijo, y le pondrás por nombre Jesús”.
Cuando Dios pone a un personaje en la Biblia no la pone para que lo admiremos sino para que lo imitemos, la Virgen está puesta en la Biblia para imitarla, para seguir sus pasos, Dios nos está hablando algo más de ella, Dios estaba sembrando por medio del Espíritu Santo a Jesús, El estaba sembrando dentro de su cuerpo, la foto de Jesús no va a ser imagen en la pared, sino va a estar sembrado adentro, la labor del Espíritu Santo es sembrar dentro de tu corazón y cuanto tú le permitas entrar a tu corazón van a ocurrir cosas que se van a notar y cosas sobre naturales y dentro de su vientre va a estar Jesús, usted también está embarazado, las mujeres pueden decir qué se siente en un embarazo. Como cristianos necesitamos llegar a ese límite que Jesús está creciendo dentro de ti.
Lucas 1:41; “Cuando Isabel oyó el saludo el saludo de María, la criatura se le estremeció en el vientre, y ella quedó llena del Espíritu Santo. Qué impacto el que usted tiene que causar cuando llegue a un lugar, tiene que ser notorio, no por sus joyas ni por sus zapatos, sus palabras tienen tanto poder que cuando hable todos van a voltear a mirar, alguien va a saltar cuando usted habla porque en usted está el poder de Dios, el Espíritu Santo y la Palabra de Dios.
Verso 42; “Dios te ha bendecido más que a todas las mujeres”. Todos tienen que entender que su bendición no es lo que está parqueado allá fuera sino lo que está dentro de mí, tienen que entender lo que es bendición, no tienen que llevar a Cristo en el bolsillo porque lo tienen en su corazón. Dice la Palabra de Dios: Dios te ha bendecido, y se nota.
Estoy dando un entrenamiento en el Banco de Antigua y cuando estaba en la negociación, una persona que tenía poder de negociar se acercó a mi socio y dijo: ese hombre tiene que quedarse en el Banco pues tiene la bendición de Dios porque se le nota, con cara de tristeza no vamos a convencer al mundo, pero con una cara alegre lo vamos a hacer, haga la diferencia, esto no es un juego de iglesia, tenemos que ser el mapa, tenemos que impactar, tenemos que hacer que los demás noten que está pasando algo aquí adentro.
Verso 43: “¿Quién soy yo para que venga a visitarme la madre de Dios?. Es un privilegio cuando usted llega a un lugar, tenemos que demostrar que somos hijos de Dios, la esperanza nunca falla porque mi Cristo nunca falla, es la forma que tenemos que hablar.
Quiero que hagamos un compromiso esta noche: Me comprometo como hijo de Dios, voy a hacer que tengan ganas de Cristo todos los que están a mi alrededor.
Si usted hace cinco años conoció a Jesús y lleva el mismo estilo de vida quiero que la oración de esta noche sea tomada, incline su rostro y déle gracias a Dios pues usted es bendecido, mire la esperanza que tiene hoy y me dice si ya está bendecido, a lo mejor alguien no comió pero no quiere decir que no esté bendecido.
Gracias Señor porque somos esa descendencia que están impactando al mundo, porque somos esa multitud que hace la diferencia en el nombre de Jesús, tú me has hecho para ser bendición.

About these ads

Acciones

Information

One response

8 02 2012
Eloina

GRACIAS, BUENO ES DIOS!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: